Entrevista con Ignacio Gutierrez – Fisomedit

En la entrevista de hoy hablaremos con Ignacio Gutiérrez, fisioterapeuta  fundador de FisioMedit y FisioMedit formación que nos habla de sus comienzos, de las dificultades de crear su clínica y de porqué decidió meterse a organizar cursos y jornadas para fisioterapeutas. 

P – Buenos días Ignacio, ¿Cuando te decidiste a emprender y qué te animó a ello?

I – De siempre lo he sabido y he querido. Terminé la carrera en el año 2003 y empecé a trabajar en un centro de mutuas. Enseguida descubrí que esa forma de trabajar no es lo que yo deseaba; 70 pacientes diarios con una atención bastante deficiente. Tenía un contrato de prácticas con un sueldo del 80% del salario según convenio, aún así yo era el responsable del gimnasio y de mis actos, no había nadie que me enseñara, no me pareció ni la manera correcta ni un buen sitio para trabajar.

Hice mis seis meses de contrato y como no encontraba nada mejor,en el año 2004 decidí montar una clínica pequeñita.Solicité un préstamo a un banco y me busqué subvenciones por parte de la administración. En aquel momento, tuve la suerte de que me concedieron un buen interés en una línea ICO y me apoyó la administración dándome 4.500 euros de subvención. Tenía 22 años. Con un préstamo, como si me fuera a comprar un coche, monté mi primer gabinete.

Coincidió que nada más abrir, un conocido de la familia me comentó que era socio de un club de tenis en Madrid, que le diera el CV para ver si tenía suerte y me llamaban.¡Y sonó la flauta! Resulta que en ese club tenían dos masajistas de los de “toda la vida” que se jubilaban después de 35 años trabajando allí. El club decidió con buen criterio, que en vez de masajistas, iba a contratar fisioterapeutas.Me llamaron para hacer entrevista y me contrataron. Al año siguiente me nombraron coordinador de la zona de fisioterapia. Llegué a tener 8 personas a mi cargo trabajando conmigo.Mi experiencia en gestión era cero, pero aprendí un montón y sobre todo,aunque con dificultades, disfrute mucho con ello.

Pasé 8 años en aquel club del que guardo buen recuerdo y muchos amigos. Aprendí mucho como fisioterapeuta y algo como gestor. En este tiempo seguía llevando mi gabinete chiquitito de 40metros cuadrados con una camilla y un infrarrojo. Me iba formando como fisio;osteopatía,maitland,puntos gatillo, drenaje linfático….me hice muchísimos cursos. La mayoría me aportaron algo y muchos otros me dio la sensación de perder el tiempo y el dinero(aunque siempre se saca algo positivo).

P – Si ya tenías un negocio funcionando bien ¿En qué momento decidisteis apostar por la formación?

I – En ese momento fue cuando decidí apostar por la formación. 29 años recién cumplidos y me pareció que la formación, a parte de que pudiera resultar buen negocio, podría yo mismo hacerme los cursos que me interesaran a mi para formarme.

Era incompatible el proyecto de FisioMedit con seguir llevando bien el club de tenis. Así que con bastante pena, decidí apostar por mi sueño. Un centro con fisios trabajando a gusto, desarrollándose profesionalmente, y organizando cursos y formaciones.

Cinco años después de abrir sigo chocándome con lo mismo; ni la formación da tanto dinero, ni se trabaja menos al tener gente a tu cargo, si no todo lo contrario…

Casi trabajo el doble, la formación supone muchísimo trabajo si la quieres hacer bien. ¡Y eso que yo sólo organizo!

La gente que imparte cursos, si realmente son buenos, no está pagado!!! puede parecer unos honorarios altos pero es que no son las 20 horas del curso, si no 15 años de experiencia clínica del docente además de todo el tiempo que lleva preparar las clases, las presentaciones….. y en tema organizativo a parte de página web, redes sociales, publicidad, hay que llevar todo lo que es la información y gestión del alumnado, desde el que no encuentra el título en su casa y hay que hablar con el colegio profesional ,hasta el que ha tenido un problema con el hotel donde se aloja, pelearse con la administración….  Nosotros buscamos la excelencia en cuanto  a contenidos y en cuanto a experiencia personal. ¡Que la gente esté a gusto!

Escucho a gente y leo en foros que la formación es una “BICOCA”, que nos aprovechamos de los alumnos para hacernos de oro. Que los cursos son carísimos…. pero una vez que estás dentro te das cuenta de que es un trabajo en si mismo, que es complicado hacerlo bien, y que no deja tanto margen como pueda parecer. ¡Hay cursos hasta en los que perdemos dinero!

P – Y con todo el jaleo que supone ¿qué tiene de bueno todo esto?

I – Al final de  todo el trabajo,  se traduce en gente contenta y cada vez estamos siendo más reconocidos. Llevamos en estos cinco años más de 1000 profesionales formados, 60 cursos impartidos y dos congresos organizados. Evidentemente no se puede gustar a todo el mundo,pero el feedback recibido es bastante bueno y los alumnos, muchos de ellos, acaban convirtiéndose en amigos.

P – Para todo esto habrás tenido ayuda, ¿Has iniciado esta aventura en solitario o has contado con más socios?
En esto me metí yo solito, aunque cuento con el apoyo en cuanto a trabajo e ideas de todo el equipo que me ayudan en el proyecto.Sin ellos es imposible.

Estoy orgulloso de no haber dependido casi nada económicamente de nadie. Quitando el colchón que supone tener unos padres que en caso de que saliese mal, la caída hubiera sido menor,eso te da tranquilidad.Pero no ha hecho falta que aporten económicamente, a parte de los cursos de formación que me pagaron al principio de los tiempos… 

P – Por lo que me cuentas la inversión económica y de tiempo debió ser grande ¿Cúal fue la inversión inicial?
I – Solo en lo que es FisioMedit,  invertí 60.000 para abrir. Lo que había ahorrado en los 8 años anteriores más otro préstamo del banco (que acabo de terminar de pagar). ¡En esta ocasión no he conseguido subvenciones de ningún tipo!


P – Y ¿cuanto tiempo tardaste en tener la clínica funcionando?
I – 3 meses en cuanto a obras y licencias. 


P -¿Qué métodos utilizaste para dar a conocer tu nuevo negocio?
I – De todo; boca a boca, newsleter, Facebook, twitter, publicidad offline. Lo he llevado y lo sigo llevando yo y estoy seguro que se puede mejorar. En algún momento pienso en delegar estas funciones pero no tengo muchas veces tiempo ni para buscarlo.


P – ¿Cuáles crees que fueron los más efectivos? ¿has “tirado” mucho dinero en publicidad?
Sin duda el boca a boca. Uno de mis lemas y que intento transmitir a la gente que trabaja conmigo es que hay que superar las expectativas del cliente. Tanto de alumnos como de pacientes. No somos el típico centro donde el paciente se tumba boca abajo a recibir un masaje. Nos gusta escuchar y saber qué les pasa para poder actuar en consecuencia. Con la formación pasa lo mismo. Intentamos que la gente esté muy a gusto y para ello son importantes los detalles. Desde ofrecer un café, como preguntar al día siguiente qué tal se encuentran, felicitar sus cumpleaños….


P – ¿cuanto tiempo tardaste en llegar al punto de equilibrio y rentabilizar la inversión?
I – Estamos ahora mismo en ese punto de equilibrio 5 años después. Pagando sueldos y gastos, es el primer año después de 5 en el que no tenemos pérdidas. Lo cierto es que casi todo me lo gasto en el negocio, compramos equipos nuevos y estoy constantemente reinvirtiendo en el mismo(pintar, formación de empleados y mía propia, cambiar muebles…) 

P – ¿Qué es lo que más te gusta de ser tu propio jefe? ¿y lo que menos?
I – Lo que menos son la cantidad de horas y las preocupaciones por cosas que luego en verdad no la tienen. Pero darte cuenta de ello es lo difícil y enfocar en qué es lo realmente importante al final es un aprendizaje diario.

Cada día hay algo nuevo, desde contabilidad hasta recursos humanos. Pasando por marketing, diseño, posicionamiento de web…Si algo he aprendido y que es además de lo que más me cuesta siendo el director, es saber delegar y en quien lo haces. Pero es fundamental poder confiar en el equipo y saber subcontratar

P – ¿Qué consejos le darías a alguien que quiera empezar su negocio?
Que si de verdad quiere que adelante. Que no se quede con las ganas que creo que eso es peor que no intentarlo.

Que tenga en mente que ante todo es fisioterapeuta, pero si monta un negocio, que tenga muy claro que se convertirá también en gestor, aunque sea en un gabinete pequeño.

Que busquen subvenciones de la administración y formaciones en cuanto a gestión, que las hay.

A mi me ha pasado y alguna vez me sigue pasando;me da como pudor o vergüenza cobrar por mi trabajo. Y a mis compañeros también!  Si vamos a un restaurante o a una tienda y no nos planteamos cuanto cobra el camarero o el dependiente¿porque no nos sentimos cómodos cobrando por nuestro conocimiento y tiempo?¡si no engañamos a nadie!

Otro consejo importante es que cumplan con la legalidad en cuanto a materia laboral y de impuestos. No trabajo con nadie que no esté dado de alta en seguridad social ni con falsos autónomos. Y por mucho tiempo y dinero que cueste, cumplimos con nuestras obligaciones tributarias, aunque no estemos de acuerdo o nos parezca mucho…. En este país además te miran raro si cumples con esta afirmación, pero me da lo mismo. Prefiero vivir tranquilo.

P – Muchas gracias por tu tiempo Ignacio. Estamos encantados de que os animéis a participar en el movimiento “Emprender en Fisioterapia” y que entre todos ayudemos a los compañeros a montar sus negocios.

 

Página web y RRSS
www.fisiomedit.com

www.fisiomeditformacion.com

https://www.facebook.com/FisioMedit

https://twitter.com/FisioMedit

https://es.linkedin.com/in/ignacio-gutiérrez-lópez-8a468550

Pablo Herrera Jiménez
Síguenos

Pablo Herrera Jiménez

Fisioterapeuta. Socio fundador at Fisiohogar
Empresario y hombre orquesta.
Entusiasta del trabajo colaborativo. Mi empeño es aportar valor en todo lo que hago.
Pablo Herrera Jiménez
Síguenos

Latest posts by Pablo Herrera Jiménez (see all)

(Visitas totales 183, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS