La soledad del emprendedor

Llevo unos días un poco pachucho y creo que el artículo de hoy tiene un título un poco engañoso porque aunque voy a hablar de la soledad del emprendedor quiero hacerlo desde la perspectiva de un emprendedor que nunca ha estado solo, así que bien podrían ser divagaciones febriles de un emprendedor no solitario que quiere ayudar a otros emprendedores a no estar solos. 

Hace unos meses terminamos nuestro proyecto de franquiciar nuestro negocio y desde entonces nos hemos ido reuniendo con compañeros que están pensando montar su propia empresa de fisioterapia. Uno de los principales miedos que nos manifiestan siempre es el de la soledad, el miedo a no llegar a todo, a no ser capaces de atender todos los flecos de sus negocios más allá de la atención a sus pacientes, miedo a los riesgos económicos, y sobre todo miedo a enfrentarse a lo desconocido.  

En esta aventura de emprender yo tengo que decir que he compartido muchos de esos miedos, y he vivido muchas de esas realidades, pero he tenido la suerte de contar con unos socios que han vivido conmigo todas estas fases. Desde un primer momento junto a Esther y un poco más adelante cuando empezamos a dar forma a Fisiohogar con Joseph. Hemos vivido momentos de mucho trabajo, de incertidumbres, de decepciones, grandes alegrías, y sobre todo vivimos con mucha ilusión el crecimiento de cada proyecto. 

En estos momentos cada vez que hablamos con compañeros que tienen ganas de montar sus negocios, nos llenamos de energías y renovamos fuerzas para seguir adelante con nuestra idea de crear la mayor empresa de fisioterapia a domicilio creada por fisioterapeutas y para fisioterapeutas. Queremos ser una lanzadera para las empresas de nuestros compañeros y crecer de forma conjunta para poder atender cada vez mejor a nuestros pacientes, poder darles un servicio excelente y que cada vez más clientes confíen en nuestros servicios de fisioterapia a domicilio y fisioterapia en la empresa. 

Ya se que estoy divagando un poco y que el artículo tenía que tratar sobre la soledad, pero no consigo centrar mi pensamiento en algo aparentemente negativo. Cada vez que intento pensar en la soledad de los momentos de empezar la andadura empresarial, pienso en soluciones y me doy cuenta de que aparte de mis socios, una de las cosas que ha sido muy positiva en estos momentos de duda, ha sido pertenecer a AJE, la asociación de jóvenes empresarios, a la que pertenezco hace unos años. Ha sido un punto de encuentro con otras personas que estaban pasando o habían pasado por situaciones similares a la hora de montar sus negocios, se generan relaciones de confianza y encuentras otro espacio en el que compartir tus inquietudes y miedos a la hora de montar el negocio.

Si has llegado al final de este artículo y no te has perdido mucho, tal vez sea porque tu también eres un emprendedor o quieres serlo, si es así te animo a que compartas tu experiencia ¿cuéntanos cual ha sido el momento más complicado a la hora de montar tu empresa? ¿has tenido que luchar solo para sacar tu negocio adelante o has contado con el apoyo de socios o familiares? ¿volverías a pasar por ello tu solo?

Pablo Herrera Jiménez
Síguenos

Pablo Herrera Jiménez

Fisioterapeuta. Socio fundador at Fisiohogar
Empresario y hombre orquesta.
Entusiasta del trabajo colaborativo. Mi empeño es aportar valor en todo lo que hago.
Pablo Herrera Jiménez
Síguenos
(Visitas totales 87, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies