El riesgo de contagio

Conviene aclarar en este primer párrafo que el riesgo de contagio no hace referencia a la transmisión de virus, o bacterias, con el peligro de que el paciente, o el fisioterapeuta, padezca una enfermedad que se le transmita en la sesión de fisioterapia.

El contagio hace referencia a que el profesional de fisioterapia, que se asocia con profesionales de otras disciplinas, puede ver contagiada la opinión que tienen de él sus pacientes con las opiniones que tienen de esos otros profesionales que trabajen en su misma clínica, que será la que finalmente se vea afectada.

Puede que alguno de vosotros estéis pensando complementar la fisioterapia con otros servicios, y en principio esto puede parecer buena idea siempre que, como resultado, el paciente se beneficie.

Un paciente que consulte por dolores articulares influenciados por su sobrepeso podría encontrar en un nutricionista un aliado perfecto para bajar peso y reducir así la presión sobre sus rodillas.

Un paciente que esté recibiendo tratamiento de fisioterapia para su hemiplejia, podría mejorar de su posible depresión con el servicio ofrecido por un psicólogo.

Nada de esto que estoy mencionando es novedoso, pues podéis encontrar clínicas que ofrecen cierta variedad de servicios en los que se incluye, o es prioritaria, la fisioterapia.

Pero ¿es beneficiosa esta unión?

Puede que en algunos casos esté dando buenos resultados, aunque tampoco podemos saber qué sucedería si se ofreciese solo la fisioterapia sin ningún tipo de complemento.

Lo que si sabemos es que en este tipo de clínicas se corre el riesgo de contagio de las opiniones de los pacientes.

Cualquier paciente va a entender el servicio ofrecido como una unidad, sin diferenciar la fisioterapia de la psicología, pues todo se le ofrece bajo el mismo techo.

¿Qué ocurrirá si el tratamiento psicológico no da los resultados esperados, o sucede eso mismo con el dietista? Que el paciente estará descontento y asociará su insatisfacción a la empresa que le ha ofrecido ese servicio conjunto.

Si ese paciente comenta su descontento con otras personas, no lo hará diferenciando la fisioterapia de las otras terapias, sino que se producirá un contagio en sus opiniones.

Por lo tanto, salvo que se esté muy seguro de esas otras terapias/profesionales, probablemente lo mejor sea no hacer cócteles arriesgados.

Que conste que en algunos casos esas mezclas parecen funcionar bien, por ejemplo, cuando la fisioterapia se asocia con salones de belleza. Cierto es que estas uniones no son muy del gusto de todos los fisioterapeutas, pero si que están funcionando en bastantes ciudades.

Al margen de la fisioterapia, donde este riesgo de contagio se puede identificar mucho mejor es en esas empresas que dependen en gran medida de otras para ofrecer su servicio.

Sucede así en las tiendas online y su dependencia de las empresas de mensajería.

Una tienda online corre un riesgo enorme si no sabe independizarse del servicio de transporte porque si cada vez que el transportista falle, haya retrasos, se pierda un paquete… no habiéndose distanciado previamente de ese servicio, sus clientes contagiarán la opinión que tengan de ellos con la que tengan del servicio de transporte.

¿Conclusión? Que las tiendas online perderán clientes, incluso cuando ofrezcan un buen servicio, debido a una política de envíos mal elaborada.

Un ejemplo para concretar:

Una librería online que envía un paquete y la empresa de mensajería lo extravía. Pasan los días y el paquete no se encuentra. El cliente reclama y la respuesta que obtiene es que hay que esperar a que la empresa de transporte diga algo al respecto.

En lugar de independizar su manera de proceder, estableciendo reembolsos o nuevos envíos, la hace depender de respuestas de otras empresas. Esto es un error.

¿Alguien tendrá una mala opinión del servicio de Amazon si falla la empresa de mensajería? No, porque su servicio y sus respuestas, no las hacen depender de esas empresas.

En el caso de los fisioterapeutas si se produce esa unión con otros profesionales, que podría llegar a generar una sinergia que beneficiase, sobre todo, al paciente, lo mejor es no hacer depender posibles mejorías, ni establecer tiempos de espera, en función de los resultados que se obtengan con otras terapias.

(Visitas totales 44, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS