No insistas en lo que te iguala, sino en lo que te diferencia

Cuando un sector de Internet evoluciona ante las perspectivas de un negocio lucrativo, y además se ve espoleado por la creciente competencia, lo que encontramos es que los sitios web son cada vez más inventivos en sus propuestas, para bien y para mal, intentando atraer y quedarse con los nuevos clientes que no dejan de aparecer.

Esa presión conduce inevitablemente a que esos sitios web comiencen a diferenciarse en sus ofertas. Algunos presionan con precios a la baja, otros intentan que la oferta de productos o servicios sea lo más atractiva posible y también están quienes buscan un nicho más exclusivo en el que hacerse fuertes.

La conclusión de esa lucha entre competidores es que, a pesar de que todos ellos desean captar a la mayor cantidad posible de clientes, no se puede ser el mejor en todo, y salvo que la empresa en cuestión tenga una fortaleza enorme, la posibilidad de entrar en una lucha de desgaste con precios muy bajos y elevada calidad de servicios es muy poco deseable, porque detrás de un competidor, puede llegar otro y otro más. ¿Nos pasaremos toda la vida intentando eliminar a los competidores? El objetivo no puede ser ese, sino captar clientes, y tener un negocio lo más rentable posible. Por esa razón, las empresas en situación de fuerte competencia intentan encontrar pequeños nichos en los que crecer con más libertad.

Así sucede en Internet en el que podemos encontrar sectores como el turístico, y subsectores como el centrado en hoteles, con decenas de variantes posibles. Desde hoteles de lujo, a hoteles con encanto, pasando por hoteles románticos, hoteles para viajes de negocios, hoteles céntricos, y por supuesto, hoteles baratos. Toda esta variedad, un poco forzada pues después de todo todos son hoteles, nos descubre la necesidad de mostrar lo que diferencia a esos hoteles y no lo que los iguala.

Todos los fisioterapeutas no son iguales

Sin embargo, hay multitud de fisioterapeutas que consideran que la misión de su sitio web debe de ser explicar, como si fuesen un manual, qué es la fisioterapia, o en qué consiste la fisioterapia deportiva enumerando las lesiones que se tratan.

Lo que consiguen es tener un sitio web carente de personalidad que, como máximo, se puede diferenciar de otros por el logotipo o por los colores empleados.

Lo que se menciona, incluso lo que se destaca, es lo que menos les importa a los clientes, porque quien entra en un sitio web de fisioterapia con intención de contratar unas sesiones, ya tiene alguna idea de lo que es la fisioterapia, y no necesita que le recuerden que su padecimiento es una artrosis de rodilla. El potencial cliente necesita que se le convenza mencionando todo aquello que diferencia al fisioterapeuta y su servicio.

¿Se desplaza a domicilio?
¿Tiene experiencia previa en este tipo de enfermedades?
¿Realiza algún tipo de evaluación o reconocimiento inicial?
¿Ha incluido fotos, o vídeos, en su sitio web para presentarse antes de que el cliente abra la puerta de su casa, o entre en la clínica?

El error en el que caen los sitios web de los fisioterapeutas que deciden incluir lo que les iguala con todos los demás se debe a que no parecen ser conscientes de que están esperando la entrada de clientes. Más bien se diría que, esos sitios, están creados para que otros colegas de profesión les den su aprobación, como si las webs fuesen páginas gemelas de los libros que estudiaron.

(Visitas totales 62, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies