Cómo evitar los errores que cometieron, en Internet, otras clínicas de fisioterapia

Si revisáis unos pocos sitios web de clínicas de fisioterapia no podréis sacar conclusiones válidas para generalizar sobre este sector, pero si lo que se busca es algún síntoma de abandono del proyecto que le ha dado forma a esos sitios os vais a llevar la sorpresa de que una mayoría nacieron sin pretensiones de llegar muy lejos o sus propietarios terminaron perdiendo el interés en ellos. Si esa consulta se realiza sin que se hayan filtrado las páginas que, por alguna razón, destaquen sobre las demás, os podréis hacer una idea bastante aproximada a lo que sucede en vuestra ciudad, o provincia, con los sitios web de las clínicas de fisioterapia.

Lo que tenéis que hacer, por lo tanto, es revisar qué sucede en el lugar de vuestro interés, utilizando Google My Business y/o paginasamarillas.es (válido en el caso de España, pero que tendrá su equivalente en directorios de otros países).

También podéis utilizar el buscador Google para localizar sitios web de clínicas pero hay que tener presente que al hacerlo introducimos un filtraje que nos ofrecerá un mayor número de webs que si han trabajado cuestiones de posicionamiento, y por lo tanto puede que la idea que recibamos de nuestro sector esté distorsionada en exceso.

El interés de esto que os propongo se encuentra en que deberíais de comprender que la mayoría de quienes os antecedieron al poner en marcha su proyecto de clínica en Internet, lo hicieron mal y desaprovecharon muchas de las oportunidades que le ofrecía este medio, sin embargo, vosotros no tenéis por qué caer en sus mismos errores.

Antes de averiguar qué condujo a esas empresas al fracaso de sus proyectos, os pediría que buscaseis entre los sitios web de las clínicas de vuestra provincia, o ciudad, alguno de estos síntomas de abandono o de falta de confianza en los sitios web.

Síntomas de abandono o de falta de confianza en los sitios web

1. Errores (fotos que no cargan, desconfiguración de las páginas, código informativo de algún error…) que no se corrigen y que por lo tanto demuestran desinterés.

2. Información desactualizada, o presentada como novedad cuando es de varios meses, o años, atrás.

3. Blog que dejó de actualizarse hace demasiado tiempo, o que incluye muy pocos posts en el último año.

4. Sitios web que ya no están activos.

5. Sitios web que realmente nunca, o casi nunca, incrementan su contenido, es decir, que nacieron con la única pretensión de servir como respaldo al ofrecer su dirección en la publicidad tradicional, tarjetas de visita, etc.

¿Qué porcentaje de sitios web cumplen con alguno de los puntos? Seguro que una mayoría, tal vez más del 75%. Además, entre el 25% restante probablemente tampoco podríais localizar sitios web que realmente lo estén haciendo muy bien.

Ahora lo que tendríais que preguntaros es por qué esas empresas gastaron su tiempo y su dinero en proyectos que no fueron a parte alguna.

Causas que condujeron al abandono de los sitios web

Aunque puede haber diferentes motivos que conduzcan a una empresa a ese mismo final, muchas de ellas coincidirán en una falta total de previsiones, es decir, estamos ante empresas desorientadas, que no saben a dónde tienen que ir, ni lo que pueden esperar con sus acciones.

Concretando lo que tienen en común esos proyectos que terminan sin aportar lo que de ellos se esperaba podríamos establecer el siguiente recorrido catastrófico.

Recorrido catastrófico

1. Se ponen en marcha sitios web como una imposición de la modernidad, sin que se sepa demasiado bien qué hacer con ellos, por lo menos no más allá de que su propietario pueda sentir que forma parte de Internet, es decir, que funcionan para no sentirse excluido.

2. Se inicia el proyecto sin rumbo ya que las fantasías de lo que se puede conseguir se quedan en ese terreno imaginario, mientras que las acciones reales suelen ser insuficientes y están mal orientadas, dejando a un lado lo que más puede interesar.

3. Como no hay una previsión realista de lo que se puede conseguir, y no se pone en marcha ningún plan basado en objetivos alcanzables, a los pocos meses empiezan a surgir las dudas sobre la utilidad del sitio web, que no está aportando nada de lo fantaseado.

4. A partir del primer año empiezan los abandonos. Se reducen las publicaciones, se desatienden las actualizaciones, se mantienen noticias atrasadas como si fuesen de actualidad.

5. Llegamos a una situación en la cual es el propietario quien más daño está causándole a su sitio web, pues quienes lo encuentran ven un sitio abandonado, que ni siquiera le interesa a la empresa que lo puso en marcha, así que ¿por qué a ellos le tendría que parecer buena idea contactar con esa clínica? (no olvidemos que para un nuevo visitante la empresa queda igualada con el sitio web)

6. El propietario, viendo que los resultados van a menos, confirma que Internet no era para tanto, así que reduce al mínimo la inversión de tiempo y dinero en su sitio web, y definitivamente él mismo pone fin a su proyecto.

El origen del desastre que acabo de detallar se encuentra en una actitud un tanto irracional, pues no tiene lógica que alguien tome decisiones en un terreno que desconoce y que avance sin datos de lo que está sucediendo.

Cómo evitar el desastre

Así que para evitar lo anterior, un proyecto web debería de contar siempre con algún tipo de asesoramiento y control, porque si no sabemos lo que podemos esperar, lo que tenemos que hacer, o lo que está sucediendo, ¿qué decisiones vamos a tomar que nos conduzcan allí donde queremos llegar?

En todo momento, desde los primeros días, debemos de tener nuestro “diario” de sucesos. Esto se consigue de manera muy simple, con el código de Analytics que podemos añadir a nuestras páginas, que nos garantizará el conocimiento de lo que está sucediendo en cada momento, y lo acertadas, o no, que son las decisiones que tomemos.

Al mismo tiempo, desde esos inicios, debemos de contar con algún asesoramiento, gracias al cual podremos saber qué se puede esperar de cada acción.

 

Complemento: Sobre el abandono de los sitios web para publicar en Facebook

Revisando sitios web de clínicas de fisioterapia, he encontrado que son bastantes los que se quedan abandonados, pero sus propietarios continúan publicando en Facebook.

No se puede decir que sea una decisión equivocada, pues habría que conocer cada caso en particular, pero quienes toman esta decisión deberían de ser conscientes de que están abandonando cualquier opción de captar clientes gracias al posicionamiento.

Además, hay una cuestión que siembra dudas sobre esa decisión. Si ya lo estaban haciendo “no demasiado bien” en sus sitios web, ¿por qué en Facebook lo iban a hacer mejor? ¿Acaso Facebook regala los clientes?

Publicar entradas en Facebook no es garantía de nada. Ahora bien, si se promociona adecuadamente la página y se ofrece contenido atractivo e interesante para los potenciales clientes, a quienes se busca sin esperar a que se enteren de nuestra existencia por casualidad, entonces, es posible que Facebook si tenga un claro interés.

Incluyo a continuación las instrucciones para crear un filtro en Analytics que nos servirá para aislar a los visitantes que nos llegan a través de Facebook, de esta manera podremos saber qué efectividad está teniendo la red social en nuestro caso. Evidentemente doy por sentado que el sitio corporativo se utiliza como última referencia de la clínica a donde se conducen a todos los potenciales clientes.

Creación de un filtro para Facebook

En un artículo anterior sobre los filtros de Analytics ya expliqué que tenemos que crear siempre una vista para cada filtro.

A partir de ahí tan sólo tenéis que seguir las instrucciones que aparecen más abajo para crear el filtro que aísle en esa nueva vista a los visitantes que llegan desde Facebook.

Nombre del filtro: Facebook o el que queráis.

Tipo de filtro: Personalizado

Incluir

Campo del filtro: Fuente de la campaña

Patrón del filtro: Facebook

(Visitas totales 75, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies