Hablando en plata: lo que vas a tener que hacer, y pagar, para que tu sitio web tenga éxito

Es frecuente que los artículos que se publican sobre temática seo o sem no incorporen varios datos fundamentales que todos los lectores esperan.

En esos artículos se nos explica, por lo general de manera muy fragmentaria, lo que hay que hacer, pero ¿cuánto nos va a costar, qué podremos esperar de esas acciones y cuánto tiempo tendremos que esperar para conseguir los resultados deseados?

Este artículo lo voy a plantear a modo de breve guía que pueda servir como checklist, para que la podáis tener como referencia del proceso por el que vais a tener que pasar hasta conseguir que un sitio web ofrezca los resultados que todos queremos.

Si de antemano ya sabéis cuánto os va a costar cada acción, lo que de ella se puede esperar, y cuánto tiempo tendréis que esperar, ¿no os parece que ahora sí vais a poder tomar decisiones más acertadas?

Los precios son sólo orientativos, ya que pueden variar notablemente dependiendo de la empresa con la que se contrate.

Registro de nombre de dominio (aprox. 12 euros/año)

Es aconsejable que coincida con vuestra marca, sin incluir más de una palabra clave adicional.

Atención: utiliza siempre claves seguras para tu acceso al panel del registrador y ten cuidado con la fecha de renovación del dominio.

Registro de la marca (aprox. 300 euros)

Si no os queréis arriesgar a que pasados unos años llegue otra empresa y registre esa marca y os solicite que dejéis de utilizar vuestro nombre de dominio, deberíais de adelantaros vosotros.

El precio es tremendamente variable dependiendo de que lo hagáis vosotros mismos (no es demasiado complicado y sólo tendréis que pagar una pequeña tasa) o que recurráis a un registrador (sin duda es más cómodo). Además, si vuestra marca se parece a otras, es posible que entréis en un proceso que encarecerá más su precio si alguna de esas otras empresas, propietarias de marcas con alguna similitud, quiere impedir vuestro registro.

Diseño del logo (aprox. 150-500 euros)

Con registro de la marca, o sin él, sería interesante que se os pudiese identificar visualmente con un buen logo.

Los precios son muy variables. Un diseño estándar, recurriendo a un banco de imágenes que se modificarán, es la opción más económica.

Hosting (aprox. 120 euros/año)

Hay alojamientos mucho más baratos, pero es absolutamente aconsejable que utilicéis copias de seguridad aunque encarezcan el servicio.

No olvidéis que el hosting es sólo alojamiento en un servidor, y que por la cuota de alojamiento nadie se va a encargar de problemas derivados de vuestro software, ni va a actualizar ningún programa, ni os ayudará en casos de hackeo sino que directamente suspenderá vuestro sitio web, ni atenderá consultas sobre cómo introducir alguna función nueva…

Lo menciono porque es muy frecuente que, desde el desconocimiento de quien se inicia en un proyecto en Internet, se piense que al tener el hosting ya se tiene todo lo que hace falta para el mantenimiento del sitio web, como si él solo se auto-mantuviese, o la realización de cambios en el software.

Diseño del sitio web (aprox. 700-1200 euros)

Me estoy refiriendo a un sitio web corporativo para una clínica, que incluya unas 10-15 páginas, alguna galería de fotos (que habréis hecho vosotros), formularios, zona de blog…

Tener un sitio web atractivo es de gran importancia, sobre todo cuando nos van a comparar con nuestra competencia.

En cierto modo el sitio web es entendido, o sentido, como expresión de quiénes somos. Un sitio web de mala calidad se podría identificar, aunque fuese inconscientemente, con un servicio de baja calidad en nuestra clínica.

Reportaje fotográfico (aprox. 250-750 euros)

Más que la cantidad de fotos, lo que realmente va a influir en el precio es la utilización de un estudio, la utilización de modelos, o el retoque posterior.

Vídeos (aprox. 1000-indefinido euros)

Tener un vídeo corporativo siempre será una buena idea para dar a conocer nuestro negocio en un par de minutos.

Si además nos decidimos a tener un canal de vídeos en YouTube, siempre que esté bien centrado en nuestro negocio y correctamente optimizado, podríamos llegar a captar clientes desde las primeras semanas, aunque de manera moderada.

A largo plazo los vídeos se posicionarán en Google, y probablemente sumarán cientos o miles de visitas.

La creación de vídeos es una cuestión delicada, porque ese tipo de trabajos suelen ser caros, y si los hacemos nosotros y no alcanzamos el nivel de calidad aceptable, pueden jugar en contra nuestra.

Estudios iniciales (aprox. 300-1500 euros)

Siempre es aconsejable que antes de empezar a tomar decisiones sobre lo que sería más interesante hacer en vuestro caso, conozcáis cuál es la situación de vuestro sector en Internet.

Un estudio de vuestros competidores para saber qué hacen ellos siempre será de enorme interés. Un estudio de palabras clave o de las tendencias a lo largo de varios años de esas palabras, igualmente os podrá resultar muy útil.

Servicio seo periódico (aprox. 69-300 euros)

Su precio va a depender no sólo de la empresa con la que contratéis, sino también de lo que incluya ese servicio. Por lo general incorpora revisión periódica del sitio web, de lo publicado, de la evolución utilizando Analytics, de posibles problemas detectados con diferentes programas, etc.

Servicio de mantenimiento del sitio web (aprox. 39-99 euros)

Es casi siempre el gran olvidado, pero también el que antes o después se termina recordando cuando te hackean el sitio web y ni siquiera sabes a quién recurrir, o cuando le dices a la empresa de diseño que algún plugin no funciona o te han mencionado que ahora es inseguro y te responden que  ellos sólo cobraron por el diseño y no por el mantenimiento.

Lo más barato, como siempre, es que te encargues tú mismo de esas tareas, pero deberías de ser consciente de que te vas a meter en unos asuntos que probablemente te ocupen mucho tiempo, tanto en las tareas que asumirás como, sobre todo, en la constante información a la que tienes que acceder.

Publicación de artículos (aprox. 2-25 euros/artículo)

Probablemente sea una de las tareas que tienen un precio más desproporcionadamente variable.

Desde 2 euros por artículos de unas 200-300 palabras, hasta 25 euros por artículos que se supone que están redactados a conciencia y por un experto (los hay más caros), vais a empezar a ver crecer vuestro sitio web.

Sin contenido el posicionamiento sólo os podrá ofrecer resultados ridículamente modestos, salvo que invirtáis en la compra de publicidad.

Lo más económico, como siempre, es que os encarguéis vosotros mismos de publicar artículos. Recordad que el compromiso debe de ser publicar de manera periódica, a ser posible varios artículos todas las semanas.

Si publicáis durante el primer mes, y a partir de ese momento, sólo cuando os acordéis, para terminar dejando abandonada esa tarea antes de cumplir el primer año, el posicionamiento de vuestras páginas no os podrá ofrecer grandes resultados en Google.

Si vosotros asumís esa tarea de publicación, deberíais de contar con la revisión de alguna empresa seo, que os indique si vuestra manera de publicar es la correcta.

Es fácil caer en errores nada beneficiosos, como terminar enlazando demasiadas veces la portada con la misma palabra clave, o la utilización de malos títulos para el posicionamiento, o la falta de estilos, etc.

Con el posicionamiento de nuestras páginas podemos llegar a tener un flujo constante de visitantes, y si hemos centrado correctamente esos artículos atendiendo a las palabras que más nos interesan, probablemente captaremos clientes cada poco tiempo.

Los resultados, en el posicionamiento, siempre hay que esperarlos a medio-largo plazo. 

Un sitio web, con un dominio recién registrado, seguramente no alcanzará una situación en la que el posicionamiento tendrá interés por la captación de clientes, hasta pasados los primeros seis meses, aunque hasta que no se cumpla el primer año el número de visitas será pequeño. Aunque esto dependerá de cuántos artículos se publiquen cada mes y conseguimos enlaces de calidad.

Publicación en las redes sociales (aprox. 50-200 euros)

Su precio estará en función de qué tipo de contenido se publique, en cuántas redes sociales, su periodicidad.

Si asumís esa tarea, sería interesante que leyeseis antes de empezar a publicar, algún libro o guía para que conozcáis el carácter propio de esas redes, pues hay que darle un enfoque muy diferente a lo que se publica en un blog que, por ejemplo, en Facebook.

En pequeñas poblaciones en las que sus habitantes usan con frecuencia Facebook y forman una comunidad bien diferenciable, puede ser muy interesante utilizar esa red social.

Los resultados no tardarán en llegar si tenemos una participación muy activa, pero no olvidemos que eso es equivalente a emplear bastante tiempo.

Acciones de link building (aprox. 69-200 euros/mes)

No hay manera de dar un precio válido para estas tareas porque si nos dedicamos a comprar artículos con enlaces en revistas online (tremendamente habitual en sectores de cirugía estética), o pagamos por banners, o invertimos en la revisión de enlaces de la competencia…  los precios cambiarán notablemente, pues un solo banner en un sitio web muy visitado puede superar en precio a cualquier otra tarea.

Los enlaces de calidad nos ayudarán a acelerar los resultados del posicionamiento y a mejorarlos.

Gestión de Adwords o de otros sistemas de publicidad (aprox. 69-99 euros/mes)

En clics vais a poder invertir lo que queráis.

Si esa inversión es relativamente baja, es decir, se sitúa entre 100-500 euros, entonces por su gestión no tendríais que pagar mucho más de 69 euros/mes.

El error de Juan Palomo

Con la intención de ahorrar podemos hacer como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como.

Quien debería de dedicarse a su clínica en exclusividad, termina intentando hacer el diseño del sitio web, el control de hosting, la publicación en redes sociales, la creación de vídeos… y al final nos encontramos con una persona que tiene todo su tiempo ocupado, y que además, no llega al nivel deseado en Internet.

No os aconsejo que empecéis a asumir tareas que os van a terminar desbordando porque, además de que los errores que cometeréis, que os costarán tiempo y dinero, terminaréis abandonando al poco tiempo muchos de esos trabajos que son necesarios.

Si no dedicáis el tiempo necesario para estar informados sobre las vulnerabilidades que aparezcan en vuestro software, o no estáis al día de las actualizaciones de Google, lo que ahorréis al no hacer ni siquiera el trabajo que os habéis asignado, lo terminaréis pagando con menores ingresos.

Una opción interesante: olvidarse de todo integrándose en un proyecto que ya esté funcionando

Poner en marcha un proyecto en Internet para una clínica, puede costar menos de 2000 euros.

Su mantenimiento básico podría tener un precio de 150-200 euros/mes incluyendo servicios seo, gestión de Adwords, etc.

Sin embargo hay opciones que pueden ser más interesantes y atractivas.

Unirse, como socio, a una empresa de fisioterapia que lleve unos años funcionando, o integrarse en una franquicia, nos librará al instante de muchas de las tareas que tendríamos que asumir, o por las que tendríamos que pagar.

Si a pesar de todo queréis mantener vuestra independencia, entonces los dos consejos más útiles que os podría dar son:

1- No intentéis asumir tareas que desconocéis por completo, o a las que no vais a poder dedicarle el tiempo que necesitan.

2- Con el posicionamiento hay que tener paciencia, y hay que ser constante. Pasado el primer año, y habiendo hecho un buen trabajo, llegarán los resultados de manera más apreciable. El segundo año marcará una clara diferencia. Mientras tanto utilizad Adwords y/o Facebook Ads.

(Visitas totales 287, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS