¿Qué necesito para abrir mi clínica de fisioterapia?

A día de hoy, “Emprender” es una de las palabras más enigmáticas del mundo. Las dudas, preguntas y el desconocimiento que se genera en torno al emprendimiento es tal que en muchas ocasiones estos factores terminan lastrando a los jóvenes que deciden dar el paso. Muchos fisioterapeutas salen de la Universidad con la ilusión de crear su propia clínica en un futuro cercano, pero lo que nadie les ha enseñado durante la carrera son los pasos que deben seguir para lograrlo.

En primer lugar tendremos que tener claro el ideal de negocio que buscamos, ¿específico o con diferentes especialidades? ¿Con un local pequeño o grande? Además, con anterioridad deberemos estudiar la zona y sus posibilidades de éxito, tener ganas de trabajar, y estar seguros de que nuestra clínica puede ser rentable a corto plazo. Una vez tengamos claras estas premisas y la decisión esté tomada tocará luchar contra los dichosos trámites burocráticos.

Los permisos, la licencia de obra, la de apertura, el certificado de sanidad… todos estos insufribles procesos pueden verse aliviados si nos informamos previamente. No es un camino fácil, y nadie está a salvo de los retrasos que puede sufrir el papeleo, o de las modificaciones y cambios de última hora que quizás tengamos que realizar en las instalaciones, etc. Y es que emprender no es un camino de rosas, sino una carrera de fondo contra los elementos, en el que la clave es no permitir que los procesos burocráticos terminen minando nuestras emociones por las ganas de comenzar lo antes posible. Antes o después todo llega, cuando algo salga mal, se te deniegue el último papel o tengas que retrasar la apertura de la clínica un mes más… piensa en positivo, y es que para entonces estarás a un solo paso de cumplir tu sueño.

Ya con el local preparado y licencia lista para trabajar en él, toca remodelar el centro y ponernos al día con los requisitos básicos, desde el suelo antideslizante, barandillas y rampas… hasta la dimensión de 1,10m de las puertas. Estas son algunas de las medidas que deberemos tener en cuenta a la hora de cumplir el reglamento.

Supongo que no hace falta decirlo, pero el requisito básico que necesita cumplir un fisioterapeuta antes de ponerse manos a la obra es tener licencia para ejercer, y estar dado de alta como colegiado en el colegio de fisioterapeutas de su comunidad. Otra de las cuestiones más importantes a tener en cuenta antes de abrir la clínica al gran público es haber efectuado correctamente el registro y adecuación de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) para poder cumplir con lo establecido legalmente y recoger los datos de los pacientes.

Para ello existen software de gestión clínica que nos podrían ayudar desde el primer momento a realizar más ágilmente nuestro trabajo (dar citas, rellenar la hª clínica de los pacientes, o realizar la facturación del centro). Y que además nos serviría para mantener a salvo nuestros datos y documentos, a cumplir la ley en torno a las firmas digitales respecto a LOPD y los consentimiento informados, etc.

Hugo Sanchez
Síguenos

Hugo Sanchez

CEO at Archivex
Sólo nos importan dos cosas: hacer el mejor producto posible, y dar el mejor servicio posible
Hugo Sanchez
Síguenos
(Visitas totales 2.386, Visitas hoy: 2)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies