Un buen plan de promoción para una clínica que comience su actividad en septiembre

Suele ser frecuente que, tras las vacaciones de agosto, por lo menos en España es tradición que este mes se dedique por la mayoría de los trabajadores a distanciarse física y emocionalmente de sus labores del resto del año, se regrese con renovadas ilusiones y proyectos que, en el caso de los fisioterapeutas, pueden dar paso a la puesta en marcha de una clínica.

La compra, o alquiler, de un local, su adaptación interior y el cumplimiento con todos los requerimientos legales no son pasos a dar que planteen demasiadas dudas, porque las opciones que tenemos van a depender del número, seguramente muy limitado, de locales de nuestra ciudad que estén en una zona que consideremos adecuada, de las propuestas del decorador para que la clínica resulte atractiva, de nuestro presupuesto para la compra de mobiliario y en cuanto a cumplir con Ley y Hacienda, sencillamente nos toca cumplir con lo inevitable.

Cuando le toca el turno a Internet, a diferencia de lo que sucedía con las anteriores cuestiones, el desconcierto suele ser bastante grande.

Lo que te voy a proponer es un plan de acción para que, desde septiembre a diciembre puedas desarrollar un proyecto en Internet que te permita llegar a 2018 sabiendo que tu posición es la mejor posible para que este próximo año empieces a tener los resultados que deseas, a un coste razonable.

Voy a suponer que no te sobra el dinero, pero si tuvieses la suerte de que la vida ha sido económicamente generosa contigo, entonces lo único que tienes que hacer es ser tú también más generoso con tu proyecto en Internet.

Septiembre

Comienza registrando tu nombre de dominio. Si incluye alguna palabra clave, en especial fisioterapia, o el nombre de tu ciudad, puede ser un pequeño apoyo para el posicionamiento, pero olvídate de sumar más palabras clave porque, en ese caso, estarás ganándote el infierno con Google que te etiquetará como alguien que se excede para forzar el posicionamiento de sus páginas.

Busca una empresa de hosting, pues te va a hacer falta para alojar tu sitio web. No te preocupes demasiado por este asunto, simplemente selecciona alguna de las que te resulten conocidas.

Si no sabes nada de WordPress, ni tampoco sobre publicación de artículos, plugins… tienes un problema que vas a tener que solucionar buscando a alguien que si pueda hacer el trabajo que tienes pendiente a partir de ahora. Puede ser un familiar o amigo, aunque para no andar molestando, busca una empresa que se dedique al seo/sem y que también ofrezca diseño.

Ahora llega una parte “delicada”. Para la creación de un sitio web de una clínica, la inversión no tiene por qué ser elevada. Si te van a cobrar en torno a 1200 euros y consideras que esa cantidad no la puedes pagar, lo cual no quiere decir que no sea un precio razonable para el trabajo que te hayan propuesto desarrollar, tienes una salida igual de válida. Busca a un diseñador que trabaje con precios económicos y utiliza un theme de https://themeforest.net/ Lo que te estoy proponiendo es, sencillamente, que hagas lo que hacemos todos. Selecciona un theme que te parezca atractivo y con un número pequeño de páginas (Quiénes somos, Dónde estamos, Qué servicios ofrecemos, Contacto…) ya tendrás una primera versión de tu sitio web.

Unos consejos seo para que comiences con buen pie con tu sitio web: utiliza WordPress, emplea una estructura de url que incluya las palabras del título de cada página (en la zona de administración de WordPress > Ajustes > Enlaces permanentes > emplea: /%postname%/), añade en cada página las que son las palabras clave más importantes para ti, es decir, fisioterapia/fisioterapeuta/clínica/nombre de tu ciudad, procura que cada página tenga un mínimo de 300-400 palabras y, si te resulta posible, supera las 500-600, utiliza enlaces internos sobre palabras que sean de tu interés, por ejemplo, para enlazar la página de contacto puedes utilizar una expresión como: contacta con tu clínica de fisioterapia en “ciudad”.

No olvides poner en marcha una página en Facebook para tu clínica.

 Octubre

Tu sitio web debería de estar terminado, o a punto de estarlo.

Estamos considerando una primera versión que podrás ir mejorando, pero por ahora procura no obsesionarte con tu web.

Olvida esa historia de que el contenido es el rey porque tú estás interesado en una zona de unos pocos kilómetros en torno a tu clínica, y no en los residentes en tu provincia o el resto del país. Por lo tanto, en tu caso, comenzar a publicar artículos como si en ese trabajo te fuese la vida, sólo te ayudará a perder tiempo. Sin embargo, la publicación de artículos en la zona del blog, con una periodicidad de uno cada diez o quince días, ayudará a que tus visitantes te identifiquen como alguien interesado en su profesión y en su sitio web. Así que asígnale a partir de ahora algo de tiempo a la tarea de redacción. Siempre será mejor que escribas un artículo cada veinte días, que tenga una extensión de 1000 palabras, que publiques diez artículos en ese mismo periodo de tiempo, con sólo 100 palabras.

Planifica una sesión de fotos, con un fotógrafo que conozca bien su profesión. No cometas el error de hacer tú mismo las fotos creyendo que no hay que ser exigentes con ese tipo de material.

Unas buenas fotografías pueden ser el punto clave para que muchos de tus visitantes terminan contactando contigo, así que no añadas fotos de una calidad mala o mediocre que te estarán perjudicando en todas las acciones que emprendas.

Es un buen momento para que añadas tu sitio web a Google My Business, y comiences a utilizar Analytics y Google Search Console.

Noviembre

Ya tienes tu sitio web puesto en marcha, con sus páginas que ilustran con fotos atractivas cómo es tu clínica.

También tienes tu página de Facebook con algunas entradas.

Ha llegado el momento de concienciarte que hay un trabajo que vas a tener que realizar a lo largo de los próximos meses/años. Tienes que cumplir siempre, sin falta alguna, con las publicaciones programadas para tu blog y Facebook.

No te importe si debido al posicionamiento no te llegan clientes, porque en un plazo de un año las visitas serán pocas.

Tampoco te importe si tu página de Facebook despierta poco interés en tu ciudad.

Los inicios de cualquier proyecto, con una inversión moderada, siempre son así de modestos. De todas maneras es un buen momento para implementar el seguimiento de conversiones en Analytics, porque de esa manera sabrás si los usuarios que terminan contactan contigo llegan desde Google, Facebook, o sitios web donde mencionan tu clínica.

No pases por alto la creación de esas conversiones porque son las que van a arrojar luz sobre la rentabilidad de tu inversión en los diferentes canales.

El trabajo más destacado de este mes será la puesta en marcha de una campaña de publicidad en AdWords y otra en Facebook ads.

La publicidad en Facebook no es difícil de configurar. Seleccionas la zona geográfica que te interesa, y el perfil de tu público objetivo, le asignas una cantidad de dinero que deseas invertir y lanzas tu campaña.

AdWords es más complicado porque en su configuración te ofrece muchas más opciones.

Sin embargo, no subestimes Facebook porque como red social tal vez no te aporte clientes (no tiene por qué ser así) pero la publicidad si que puede ayudarte en esa misión.

Con AdWords, lo ideal sería que alguien que conociese bien ese programa crease las campañas que quieras poner en marcha porque así evitarás errores en los que caerás y que conducirán a que termines pagando más dinero por cada cliente captado.

Te insisto con el control de las conversiones. Si no te resulta posible saber desde dónde te llegan los clientes, ¿cómo vas a poder tomar decisiones para invertir más, o menos, en esas campañas de publicidad?

Diciembre

Es un mes en el que vas a empezar a tomar decisiones atendiendo a los primeros resultados que están obteniendo.

Ahora tienes que empezar a decidir como distribuyes tu inversión mensual. Puede que descubras que la red de búsqueda de AdWords es la más interesante para captar clientes, o tal vez no sea así y en tu ciudad se haya impuesto Facebook, con lo cual tu página y la publicidad en esa red social, podrían ser la combinación ideal para captar clientes.

Te insisto en que no caigas en el error de considerar que si el posicionamiento no te aporta clientes sería mejor dejar de publicar en el blog. En esa tarea no tomes ninguna decisión antes del primer o segundo año. Sigue publicando sin pausa, aunque sólo lo hagas una vez cada dos o tres semanas.

El posicionamiento de tus páginas demostrará que tu trabajo tenía sentido y que lo rentabilizarás muy bien. Ahora bien, no te despistes con los temas que selecciones. Céntrate en la fisioterapia-clínica-tu ciudad e incluye el tratamiento que más comúnmente te soliciten tus pacientes.

Este mes también puede ser un buen momento para comenzar a experimentar. En algunas ciudades suele haber sitios web dedicados a noticias locales, ¿no crees que podría ser buena idea probar durante un par de meses con un banner?

No tomes decisiones sobre acciones que sólo se hayan puesto en práctica durante unos pocos días.

¿Te animas a abrir un canal de vídeos en YouTube? Si lo haces, cuida la calidad de esos vídeos. Al igual que sucede con las publicaciones en el blog, es mejor hacer pocos pero que sean de gran calidad.

Añade en tu sitio web algún sistema de gestión de comentarios de clientes.

Con todos estos consejos, cuando llegue Enero y mires el trabajo que has desarrollado, sabrás que, con mayor o menor fortuna, has sentado las bases de lo que tú quieres que suceda el próximo año.

(Visitas totales 75, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies