De las penalizaciones de Google también se sale

Hace aproximadamente un mes publiqué un artículo dedicado a la penalización que sufría un sitio web a raíz de la puesta en marcha del nuevo cambio en el algoritmo de Google que se bautizó como Fred (en “honor” del personaje de los Picapiedras que en España se llamó Pablo)

El propietario vio como de repente, a partir del 8 de marzo, su sitio web perdió las visitas que estaba recibiendo anteriormente para pasar a tener dos, tres o incluso ninguna al día.

Este caso es una clara demostración de que para recibir una penalización de Google no se tiene por qué ser un “delincuente cibernético”, término que alguien podría considerar justificado por haber sido sancionado por el buscador pero que en realidad se ajusta muy mal a la realidad de este caso, y de tantos otros.

Aunque no puedo dar datos del sitio web, ya que su propietario desea preservar su privacidad, sí que puedo decir que su planteamiento, desde su puesta en marcha, fue en todo momento honesto, pues la idea sobre la que comenzó a funcionar fue la de proporcionar información útil a un determinado sector de la economía nacional.

En las penalizaciones también hay que tener en cuenta lo que hay fuera del sitio web, es decir, hay que revisar los links que apuntan a sus páginas para saber si puede haber un exceso de enlaces de baja calidad, pero en este caso no existía ese problema.

A lo largo de los años publicaron miles de artículos, todos ellos originales (tan sólo hay que hacer búsquedas en Google con frases de esos artículos para encontrar que no han copiado nada), pero cometieron lo que al día de hoy, para el buscador, son demasiados errores ya que hacen que el sitio web se parezca a esos otros que se crean con la intención de posicionar páginas, con contenido de baja calidad.

En el anterior artículo ya comentaba cuáles eran esos errores: páginas sin enlaces internos o externos, con poco contenido, sin fotografías…  y además, a partir de cierto momento se dejó de generar nuevo contenido, con lo cual el sitio web empezó a quedar anticuado. Lo que venía a demostrar que las buenas intenciones no son suficientes en Internet, o dicho de otra manera, no sólo hay que ser honesto, sobre todo hay que aparentarlo.

Para Google, que es incapaz de valorar un texto por su contenido, las apariencias son fundamentales. Esto quiere decir que hay que cuidar la estructura de los artículos y su contenido atendiendo a lo que Google considera que se corresponde mejor con un nivel de calidad elevado.

La realidad es que podemos publicar artículos muy mediocres, pero si añadimos fotos originales, los estructuramos bien con encabezados, añadimos listas numeradas, negritas, enlaces a páginas de contenido relacionado… para Google estaremos haciendo bien nuestro trabajo.

¿Cómo sacar a un sitio web de una penalización?

Lo primero que hay que tener en cuenta es la fecha en la que se comenzó a perder visitas. Buscamos noticias de cambios en el algoritmo de Google que coincidan con esa fecha para tener más información sobre casos similares y conocer las experiencias de otras personas.

A partir de ahí es obligado emplear el sentido común, porque Google no ofrece información detallada sobre las causas de la penalización. De la puesta en común de experiencias en los foros se suelen sacar conclusiones válidas.

Por ejemplo, en el caso de este sitio web coincidía con lo sucedido en webs de otras personas el uso excesivo de publicidad que además desplazaba una zona de enlaces de categorías, dándole prioridad a los banners. Además tenía la peculiaridad de que en todo el sitio web contenía un único link apuntando a otro sitio web del mismo propietario.

Todo esto se corrigió, añadiendo además una zona de artículos relacionados para mejorar la navegabilidad, ya que en ese sentido era un sitio muy pobre.

Después de realizar los cambios hay que dejar a Google unos cuantos días para que vuelva a indexar las páginas y valore nuestra nueva propuesta.

Síntomas de que el sitio web empezó a salir de la penalización

1- Antes de que comenzase a ganar visitas, hubo un cambio llamativo en Google Search Console, donde se añadió un sitemap, en la zona de Tráfico de búsqueda > Enlaces internos, no aparecía la página de portada como la más enlazada, de hecho es que ni siquiera aparecía, sin embargo después de haber realizado cambios esa página pasó de nuevo a ser la más enlazada.

2- Cuando se buscaba por el nombre del dominio en Google no aparecía entre los primeros 100 resultados, sin embargo en la actualidad ocupa una posición destacada en la primera página.

3- Comenzó de nuevo a ganar visitas para situarse al nivel similar anterior a la penalización.

 

Ahora lo acertado sería hacer cambios para salir de otra penalización que se arrastra desde hace mucho más tiempo, lo que sucede es que el propietario no desea hacer grandes modificaciones. Hay que considerar que la mayor contrariedad es que se publicaron miles de artículos que en algunos casos tenían poco más de 200 palabras, pero aunque esto no se solucione por lo menos se podría dejar fuera de la indexación de Google la paginación del sitio web, las páginas clasificadas bajo los tags…, es decir, todo aquello que sin ser verdaderamente contenido duplicado no añade ventajas.

(Visitas totales 58, Visitas hoy: 1)

Comunidad para emprendedores en el terreno de la fisioterapia.

SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies